DECRETO-LEY 2349 DE 1971

Diario Oficial No. 33.519 de 15 de febrero de 1972

 

MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL

 

Por el cual se crea la Dirección General Marítima y Portuaria y se dictan otras disposiciones

 

-DEROGADO por el Art. 196 del Decreto 2324 de 1984-

 

El Presidente de la República de Colombia, y

 

en ejercicio de las facultades extraordinarias que le confiere la Ley 7a de 1970,

 

DECRETA:

(…)

PARTE V. ESPECIES NAUFRAGAS

ARTICULO 110. Corresponde a la Dirección General Marítima y Portuaria la vigilancia y control de las exploraciones submarinas y de las explotaciones que se hagan, por personas naturales o jurídicas nacionales o extranjeras, encaminadas a la búsqueda de tesoros y antigüedades de toda clase que se hallen en aguas territoriales o en las plataformas continentales de la Nación.

ARTICULO 111. Toda persona natural o jurídica, nacional o extranjera, que localice en las aguas jurisdiccionales o en contener elementos de valor histórico, científico o comercial, deberá denunciar su descubrimiento a la Dirección General Marítima o Portuaria indicando las coordenadas geográficas en donde se encuentre.

ARTICULO 112. La Dirección General Marítima y Portuaria dictará un reglamento para determinar la forma de registrar los avisos que se dan conforme a lo dispuesto en el artículo precedente en relación a las coordenadas geográficas que determinan la posición de cada hallazgo y las márgenes de error que se puedan aceptar, sobre la fecha y la hora de incidencia sobre el área de una o más denuncias, cuando se presuma que el hallazgo es el mismo, tendrá prelación el primer denunciante

ARTICULO 113. Al denunciante que hubiere sido aceptado como tal por la Dirección General Marítima y Portuaria, se le reconocerá una participación del 5% sobre el producto bruto de los tesoros o antigüedades en caso de que se recuperen.

ARTICULO 114. Cualquier persona natural o jurídica, nacional o extranjera, podrá celebrar con la Nación contratos para la recuperación y explotación de los elementos de valor histórico, científico o comercial que se encuentren en las especies náufragas, sobre las zonas que hayan sido objeto de aviso debidamente aceptado. La Dirección General Marítima y Portuaria comprobará la capacidad técnica y financiera de los contratistas, para llevar a cabo los trabajos.

ARTICULO 115. En cada contrato se estipulará que la supervisión de los trabajos estará a cargo de la Dirección General Marítima y Portuaria, quien con tal objeto podrá inspeccionar las naves dedicadas a las labores de recuperación, pactándose además el reconocimiento expreso por el contratista de pagar al denunciante un 5% del producto de lo recuperado. Asimismo, cuando se trate de contratista extranjeros se hará expresa declaración de éstos de someterse a la jurisdicción de os tribunales y leyes del país.

Los contratistas se obligarán s suministrar transporte, alojamiento, alimentación y viáticos al funcionario que asigne la Dirección para la inspección y control que les compete.

ARTICULO 116. De lo recuperado corresponderá como participación a la Nación un 25%y al contratista un 70%, todo calculado sobre el producto bruto.

ARTICULO 117. El valor de todas las especies náufragas será fijado por los peritos designados, uno por la Dirección General, otro por el contratista y un tercero por los dos así nombrados. En caso de desacuerdo de los dos peritos iniciales en a la escogencia del tercer perito, éste será nombrado por el Gerente del Banco de la República.

ARTICULO 118. Cuando a juicio de los peritos, los objetos rescatados formen parte del patrimonio artístico o histórico de la Nación, la participación del 25% que le corresponde [Resaltado en cursiva declarado INEXEQUIBLE Corte Suprema de Justicia. Sentencia del 20 de febrero de 1975], ser pagado en especie. Asimismo, la Nación tendrá un derecho de preferencia dentro de los 120 días siguientes al rescate para comprar aquellas partes artísticas o históricas que excedan a su porcentaje, al precio que hayan señalado los peritos para fijar el monto de todas las participaciones.

ARTICULO 119. Para el uso y destinación de los bienes que le corresponde a la Nación por participación o compra de los elementos a que se refiere el artículo anterior, créase una comisión presidida por el Señor Ministro de Defensa Nacional o su representante, un representante del Ministerio de Educación, un representante de la Academia Colombiana de Historia, el Alcalde de la ciudad capital del Departamento de la zona marítima adyacente o su representante, y el Director de la Corporación Nacional de Turismo, la cual dispondrá sobre su distribución en los distintos museos de la República o la organización de un museo especial.

ARTICULO 120. El Ministerio de Defensa, previo concepto de la Comisión a que se refiere el artículo anterior, podrá celebrar contratos con terceras personas o con el contratista para el establecimiento de museos en el país, que exhiban al público los tesoros y antigüedades recuperados.

ARTICULO 121. Las divisas que se importan al país para fines de exploraciones y búsqueda de las especies náufragas y su correspondiente extracción y explotación, deberán ajustarse a las disposiciones legales sobre las tierras.